2006-02-25

cabeza rapada

me corto el pelo cada siete dias, cuando estoy paranoico e histerica me lo corto cada cinco dias.
No recuerdo cuanto tiempo atrás comencé este habito, pero si que fue despues de una ruptura de pareja.
Por ese entonces yo insistia, infructuosamente, en mantener el pelo largo, pero era horrible. Además de que se me caía mucho pelo en cada lavado mi parariencia era una mezcla entre Cristobal Colon y cabeza de muñeca pasada por lavadora.

Mi vieja me despuntaba el pelo, en una de esas visitas peluqueriles le pedí que me cortara el pelo a "un dedo de largo", al mirarme al espejo no me gustó asi que de inmediato, y con plena seguridad, le pedi otro corte "a ras de peineta".
Al volver a mirarme al espejo no pude estar más feliz, sonreí de inmediato.

Actualmente tengo una Remington HC-600, que me trajo mi actual pareja desde alguno de sus viajes, que uso para cortarme yo mismo el pelo.

razones
Siempre me invento respuestas de por que aun mantengo este hábito.
Higiene, porque matengo mi cabeza limpia y al tocarme no la siento seca como cuando usaba pelo largo.
Economía, porque si es que uso shampu este me dura casi eternamente.
Pero por sobre todo lo hago por que me gusta, es una terapia de liberacion y limpieza. Cuando paso más de una semana sin cortarme el pelo me pongo inquieto y me siento sucio aún despues de ducharme.

método
por lo general me corto el pelo los fines de semana y siempre antes de ducharme, por la mañana, asi que todo este rito lo hago completamente desnudo.
Como el modelo de afeitadora es viejo tengo que aceitar las cuchillas, lo que me condiciona a llevar el lubricante multiuso al cuarto de baño, junto con 4 hojas de papel toalla para evitar salpicar lubricante por todo el lugar.
Tomo la afeitadora y envuelvo las zona de las cuchillas con papel toalla para disparar el lubricante en aerosol, luego de sacar los escesos de aceite esta lista para usarla.
El grosor del corte, largo del cabello, lo determina el espesor del metal de las cuchillas, 1 mm aproximado en este caso.

Dispongo un papel de diario extendido en el piso y me posiciono sobre este de manera que mi cabeza y la caida del pelo sean en el centro del papel.
Me pongo encuclillas y echo mi cuerpo hacia adelante con la nuca hacia el piso.
Enciendo la afeitadora y comienzo a cortar, con la mano derecha, desde atras de la nuca hacia la frente. Con la mano izquierda voy tanteado si el corte esta parejo.
Una vez finalizada esta etapa me pongo de pie y tomo un espejo de mano.
Mirando atravez del espejo de mano el reflejo del espejo de muro a mi espalda, reviso si no quedaron zonas de cabello sin cortar.
Luego termino de hacer cortes mirando el espejo del muro y si es que no me he afeitado la cara aprovecho de cortar los exesos con esta maquina.

Recojo todos los desperdicios antes me proceder a ducharme.

Ultimamente me estoy cortando el pelo los domingos, asi comienzo la semana limpio y no tengo que preocuparme del largo hasta el viernes.

Links to this post:

Create a Link

<< Home